Home / Te interesa  / Cuidados básicos para tener un ave en casa

Cuidados básicos para tener un ave en casa

Cuidados básicos para tener un ave en casa Los cuidados básicos para tener un ave en casa son necesarios para que tu ave esté sana y feliz. Muchos de ellos se basan en la vigilancia y

Cuidados básicos para tener un ave en casa

Cuidados básicos para tener un ave en casa

Los cuidados básicos para tener un ave en casa son necesarios para que tu ave esté sana y feliz. Muchos de ellos se basan en la vigilancia y la interacción, otros sí implican materiales e infraestructura. Sigue leyendo y aprende cuáles son los cuidados antes de llevar un ave a casa.

¿Cuáles son los cuidados básicos para tener un ave en casa?

Tener un ave en casa es agradable por el canto y el colorido. Pero debes tener en cuenta que al estar en cautiverio, las aves necesitarán de tus cuidados para sobrevivir. Hay cuidados que son básicos e indispensables para la supervivencia.

 

Los cuidados más importantes son la comida y el alojamiento. Sin espacio y sin alimento suficiente, tu ave podría morir rápidamente. Por eso tienes que asegurarte de que siempre pueda tener alimento a su disposición y espacio para moverse.

 

La higiene, la atención médica y la protección también son importantes. Si no se los garantizas tu ave podría tener problemas a largo plazo. Las enfermedades y los accidentes son muy comunes cuando los cuidadores no vigilan estos aspectos.

 

Es importante que puedas asegurar el bienestar físico y emocional de tus aves. Si no es posible, me mejor que esperes un tiempo hasta que te asegures que tu ave estará segura. Y si no puedes garantizarlo, podrías alimentar las aves de tu jardín o las de la naturaleza.

Investiga previamente

Cuidados básicos para tener un ave en casa

La investigación previa es sumamente importante para tener un ave en casa. De hecho, es el primer paso después de decidir adquirirla. Nos puede ayudar a comprender qué especie se adapta más a nuestras condiciones de vida.

 

La información recabada te servirá para saber cuáles son los cuidados básicos para tener un ave en casa. Probablemente aprendas cosas que antes no sabías sobre las aves o conozcas nuevas personas.

 

Debes preguntar por aves que se adapten a los alimentos locales o que consuman un alimento fácil de conseguir. También es ideal que preguntes de qué latitud es el ave. Si el ave que quieres es de otro continente probablemente necesite una ambientación especial.

Busca un proveedor confiable

Cuidados básicos para tener un ave en casa

Aunque no lo creas, esto puede ser muy importante. Un proveedor confiable puede ahorrarte el remordimiento de haber comprado un ave víctima del tráfico. Este es uno de los cuidados básicos para tener un ave en casa. Y es especialmente importante si planeas adquirir un ave exótica.

 

El proveedor al que decidas comprarle incluso puede tener incidencias en tu salud. Comprar un ave enferma no solo puede ser problemático y costoso. También podrías contagiarte de enfermedades respiratorias o cutáneas.

 

Asegúrate del estado de salud de la nueva ave y así puedes evitar contagios a otras aves mascota. De hecho, siempre que introduzcas cotorras, palomas, loros o guacamayas en casa debes estar atento. Aunque son las más populares, estas aves son propensas a distintas enfermedades.

Encuentra lo mínimo necesario

Cuidados básicos para tener un ave en casa

Refugio, alimento e higiene es lo mínimo que tu ave necesita. Procura tenerlo antes de llevar a tu ave a casa. Garantizar esto puede ahorrarte incomodidades y accidentes. Además, al ser lo mínimo necesario, puede darte algo de tiempo para encontrar todo lo demás.

 

El refugio va cubierto por la jaula y una cajita para que el ave duerma. La cajita, según la especie, puede sustituirse por un nido alto. La comida puede ser seca, la necesaria para que el ave esté alimentada por un día.

 

Y por último, las necesidades de higiene pueden reducirse solo a papel periódico y un jabón suave. Aunque la limpieza puede requerir solo agua, lo importante es realizarla. La falta de higiene en conjunto con el estrés de una mudanza puede producir enfermedades.

Enseña a los niños a respetar la vida

Cuidados básicos para tener un ave en casa

Si quieres una mascota para tus hijos, un ave puede ser la mejor elección. Pero las aves pueden ser bastante delicadas, y es importante respetar su espacio. Por eso es fundamental que supervises la interacción entre ambos para mantenerla equilibrada.

 

Para eso hay que partir desde el precepto de que un ave no es un juguete. Basados en esto, podemos enseñar a nuestro hijo a atender a su ave, pero sin invadir su espacio. A pasar tiempo con ella, pero sin alterarla.

 

Aunque las aves pueden ser excelentes mascotas para los niños, pueden reaccionar mal a estímulos fuertes. Para evitar que el ave esté incómoda debes propiciar su atención por parte de los niños en un entorno calmado y tranquilo.

 

También debes enseñar a tu hijo que si su ave lo ataca, no debe continuar con el contacto. Agarrar un ave alterada dependiendo de su tamaño puede generar heridas graves. Lo ideal es que se ocupe de sus cuidados para tener un ave en casa, y que en el camino cultive una relación sana.

Busca una jaula adecuada

jaulas adecuadas según el ave

La jaula que busques puede determinar el bienestar de tu futura ave. Lo ideal es una jaula pequeña, que puedas mantener. Pero si fuese tan pequeña que restringiese los movimientos de tu ave, será un problema.

 

Hay distintas jaulas y las variaciones básicas están en la base y la separación y el sentido de los barrotes. Claro que también hay distintos materiales y accesorios. Pero lo principal son los comederos, y que el material sea antioxidante.

Haz una casa anti-aves

Cuidados básicos para tener un ave en casa

Muchos cuidadores dejan a sus aves libres dentro de sus casas. Pero esto no implica que puedan estar del todo seguras. Muchas aves son exploradoras curiosas y pueden intentar jugar con objetos pesados o animales más grandes.

 

Los juegos más peligrosos pueden llevarlos a cabo aves como las cotorras o los loros. Esta aves pueden incluso tomar actitudes abiertamente desafiantes si no reciben los estímulos necesarios. Esto podría llevarlas a meterse en problemas y a lastimarse.

 

Debido a las múltiples necesidades de las aves más grandes y curiosas, es necesario que tomes algunas medidas. Puedes comenzar por cubrir los bombillos, guardar los objetos brillantes o filosos y mantener las puertas y gavetas cerradas.

 

Las aves como los loros, las cotorras y las guacamayas pueden intentar modificar superficies con sus picos. Tus closets o muebles podrían verse afectadas, y tus aves podrían ingerir barniz. Debes prever eso.

Busca un veterinario de confianza

Cuidados básicos para tener un ave en casa

Un veterinario de confianza es necesario si quieres llevar a un ave a casa. Muy probablemente quieras cuidar a tu ave tú mismo y suministrarle los suplementos necesarios. Y esto es lo ideal si tu ave no tiene crías o no presenta comportamientos extraños.

 

Pero hay casos en los que acudir al veterinario es necesario. Si observas caída de plumas, falta de apetito o inmovilidad, es necesario que lleves a tu ave al veterinario. De no tratarse, algunos de estos síntomas pueden terminar en algo más serio.

 

Hay otras alternativas al veterinario para los cuidados para tener un ave en casa. Entre ellos están los exámenes de laboratorio. Incluso hay algunos laboratorios que te permiten mandar las muestras por correo y recibir los cuidados online.

 

Estos resultados resultan bastante fiables si tomas bien la muestra. Aunque de todas formas necesitarás la opinión de un profesional si los resultados son confusos. O, en general, si el diagnóstico no es una enfermedad viral.

Ten previsiones en invierno

Cuidados básicos para tener un ave en casa

En invierno y otoño muchas aves necesitan protección extra para no sufrir resfriados. Especialmente si se trata de aves tropicales o migratorias. Por esto hay que protegerlas de las corrientes de aire, las lluvias y la nieve.

 

Para proteger a las aves de las corrientes de aire, la lluvia y la nieve, puedes techar la jaula. Una jaula techada es genial porque impide que el ave entre en contacto con los elementos. Proteger el interior de la jaula de la lluvia y la nieve preservará la vida del refugio de madera.

 

Puedes resguardar a tu ave de las tormentas y las ventiscas ubicando la jaula estratégicamente. Por ejemplo, ubicar la jaula dentro de casa o tras una pared pueden ser excelentes opciones. Lo que importa es cortar el flujo de aire frío para evitar la exposición a las temperaturas más altas.

 

Pero introducir tu ave en casa puede tener sus implicaciones, especialmente si la dejas suelta. Cuando las aves encuentran una fuente de calor en un día frío, se acercan a él. Esto puede generar quemaduras en las plumas o incluso en la piel.

 

Para evitar accidentes, lo mejor es aislar las fuentes de calor con una pantalla protectora. Especialmente las hornillas, que son una fuente de calor directa. Recuerda las ollas para evitar la salida de vapor. O peor aún, que las aves caigan dentro.

 

También debes ponerle una pantalla a tus radiadores. Esto podría evitar el contacto directo con tus aves, especialmente si revolotean. Incluso si no dejaste libre tu ave, sino que se te escapó, el aislamiento de las fuente de calor puede evitar accidentes graves.

 

Y por último, dejes o no tu ave suelta dentro de casa, debes evitar usar calefacción sin un humidificador. La calefacción puede mantener a tu ave a gusto con la temperatura, pero puede resecar sus mucosas.

Cuidado con los perros y los gatos

Cuidados básicos para tener un ave en casa

Mantener las mascotas bien socializadas es uno de los cuidados básicos para tener un ave en casa. Si tus perros o gatos no están acostumbrados a tratar con las aves, pueden hacerles daño. Por eso, mientras se acostumbran, debes supervisa toda interacción entre ellos.

 

Los perros suelen establecer jerarquías. Si el ave está antes de que un perro llegue, fácilmente puedes educarlo para que la respete. Los perros más socializados y sanos jamás atacarían a un ave, especialmente si es otra mascota.

 

Los gatos también pueden educarse para convivir con las aves. Si tienes un gato adulto o mayor probablemente debas tener más cuidado. Pero un gato más pequeño puede simplificar las cosas. Muchos cuidadores tienen sus aves sueltas aun teniendo gatos en casa.

 

En general, todas las mascotas pueden llevarse bien. Las aves tienen temperamentos bastante fuertes y ser más difíciles de educar. Pero esto no evitará que puedan llevarse bien con otras mascotas, especialmente si ayudas a gestionar la relación.

Proporciona entretenimiento

Cuidados básicos para tener un ave en casa

Las aves necesitan estímulo. Especialmente si son aves de manada. Aunque darle una pareja a tu ave podría mejorar mucho su estado de ánimo, también es necesario que tenga otros estímulos cognitivos.

 

Para muchas aves, los columpios, las campanas o los juegos con comida como premio son suficientes. Para otras, es necesario que pases tiempo con ellas interactuando y ofreciéndoles retos continuos.

 

Este es el caso de muchas cotorras. Si no les dedicas tiempo o no puedes ofrecerles suficiente estímulo cognitivo pueden volverse violentas o depresivas. Si vas a tener un ave por primera vez, no son la mejor opción.

 

Muchos de los juguetes los puedes hacer tú mismo. Esto puede resultar divertido y económico. Especialmente si tu ave se siente atraída por ellos y los usa. En todo caso, tienes muchas opciones, solo tienes que ponerte manos a la obra.

Pregúntate si realmente tienes disponibilidad

Y, finalmente, esto es lo más importante. Todos los cuidados básicos para tener un ave en casa dependen de ti. Así que antes de llevar un ave a casa debes saber si puedes brindarle las condiciones básicas para vivir.

 

Lo más importante es el espacio, los recursos y el tiempo necesarios. Naturalmente, puedes economizar fabricando tú mismo los juguetes o limpiando de manera profunda solo con agua. Pero esto implica compromiso y disciplina.

 

También puedes eliminar algunos gastos médicos. Pero debes tomar en cuenta que en una emergencia, el responsable del bienestar de tu ave eres tú. Así que deberán tomar medidas urgentes ante cualquier imprevisto.

 

Claro, no es necesario ser tan estricto con los horarios de las comidas o con lo que se requiere. Pero debes estar pendiente de todo porque tu ave no se encuentra en la naturaleza. Y esto, de por sí, le impide sobrevivir por su cuenta.

Cuidados básicos para tener un ave en casa

Los cuidados básicos para tener un ave en casa son el alojamiento, la protección, la comida y la atención médica. Lo demás, está relacionado con las interacciones que pueden darse con otros miembros de la familia. Lo importante es poder garantizar el bienestar de las aves.

 

Si quieres leer más sobre el mantenimiento, bienestar y salud de las aves puedes seguirnos en nuestras redes sociales. En Facebook, Twitter e Instagram podrás encontrar más información sobre aves. Además podrás conseguir ofertas increíbles en sexado y análisis. En sexadodeaves.com somos especialistas en el sexado de aves a través de ADN. De esta manera es posible conocer el sexo de tu ave. 

Rapaz lector, creador de contenidos y fan de la tinta y pluma. ¡Píame si necesitas ayuda en la caja de comentarios!

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT