Home / Agapornis  / PBFD en Agapornis: Todo sobre la enfermedad de pico y pluma

PBFD en Agapornis: Todo sobre la enfermedad de pico y pluma

Agapornis con la enfermedad de pico y plumas (PBFD). PBFD en Agapornis: Todo sobre la enfermedad de pico y pluma Las aves no están exceptas de sufrir de enfermedades, de hecho, son tan vulnerables como los seres

El PBFD en Agapornis es una enfermedad que afecta a pico y plumas

Agapornis con la enfermedad de pico y plumas (PBFD).

PBFD en Agapornis: Todo sobre la enfermedad de pico y pluma

Las aves no están exceptas de sufrir de enfermedades, de hecho, son tan vulnerables como los seres humanos o cualquier otra especie. Se puede decir que hasta las enfermedades pueden ser más agresivas.

Si tienes como mascota un ave debes saber que estás pueden presentar enfermedades en sus alas y en el pico, es de tener mucho cuidado. Porque las enfermedades de este tipo no tienen una cura aún. Las psitácidas son de las aves que mayormente presentan este tipo de enfermedades, terminan la gran mayoría de los casos en una muerte súbita.

¿Tienes algún Agapornis en casa como puede ser el roseicollis o el fischeri?

¿Qué es el PBFD en Agapornis?

Se trata de la conocida enfermedad de pico y plumas o alas y pico,  la cual es ocasionada por el virus BFD el cual afecta a los loros y los agapornis, aunque no se limita a afectar a otras especies.

Estás son las más comunes. Se caracteriza por que afecta las células del crecimiento de los folículos de las plumas, de las garras y el pico. Esta se puede presentar principalmente en las aves psitaciformes. El problema es que esta enfermedad puede ocasionar necrosis en las alas, lo que con lleva a una muerte sin remedio. 

PBFD AGAPORNIS

¿Cuándo se descubrió el virus?

Edwin Ashby fue el primero en documentar avistamientos de aves desplumadas. En sus reportes el describió como afecto este brote de la enfermedad en los pericos dorsirrojos silvetres, que es una especie que se encuentra en las colinas de Adelaida en la zona sur de Australia. Esto data del año de 1888. En un principio se creyó que esto era causado por el consumo excesivo de semillas de girasol, teoría que fue descartada al poco tiempo. 

Posteriormente, el virus BDF fue aislado por los investigadores de la Universidad de Sidney, el Dr. Pass y Dr. Ross Perry, los cuales luego llevaron su investigación hasta la Universidad de Georgia en los Estados Unidos.

En un principio el virus fue nombrado como Psittacine circovirus, para más tarde ser renombrado como Virus de la Enfermedad del Pico y las plumas o simplemente BFDV. Sin embargo, el virus si pertenece a la familia Circoviridae.

¿Cuáles son las vías de infección?

La forma en la cual esta infección puede ser adquirida es mediante los pichones de los padres, lo cual se ha denominado como una transmisión vertical y la transmisión horizontal ocurre cuando da a través de otras aves que no son sus padres. 

Cuando un ave adulta adquiere el virus puede llegar a desarrollar resistencia, no en todos los casos. Si esto ocurre, el virus no es eliminado del cuerpo, sino que sigue ahí y es excretado a través de las heces y los restos de plumas siendo un peligro para otras aves que también puede contagiarse.

Esta enfermedad es mucho más severa en los polluelos, porque su sistema inmunológico no está desarrollado, por lo que es agresivo y en la mayoría de los casos el desenlace es la muerte.

Síntomas principales

Los síntomas de esta enfermedad en los agapornis suelen ser la despigmentación del plumaje, esto quiere decir que el color natural se ve alterado. Por lo regular, se torna de color grisáceo. El otro síntoma que se presenta es que las plumas crecen irregularmente, esto ocurre cuando cambian de plumas.

La ausencia de polvillo del plumaje es otro de los síntomas frecuentes de la enfermedad del pico y plumas. Hay ausencia en los yacos y las cacatúas. El crecimiento del pico y las plumas es irregular, puesto que estás se suelen desarrollar con un tamaño menor al promedio.

En ocasiones y, sobre todo, en los agapornis adultos se puede presentar vómito, diarrea y pérdida de peso. Lo cual, como sabemos puede conllevar a la muerte súbita del ave. No son tantos síntomas, pero si son muy claros cuales son los que se presentan.

¿Cómo se desarrolla la enfermedad?

Esta infección se presenta de forma común en los agapornis estadounidenses, teniendo un alto índice de mortalidad. El problema de esta enfermedad en los agapornis es que en la mayoría de los casos se presenta sin síntomas visibles. Estos se hacen visibles cuando el virus se ha replicado en miles más.

Cuando se nota la presencia de este virus se presenta un plumaje irregular, las mudas llegan en periodos retrasados, así como también los folículos son distróficos y se pueden encontrar llagas debajo de las alas. El entorno de los ojos se muestra con alopecia. Puede que para llegar hasta esta etapa los agapornis sean portadores asintomáticos.

El poco control que se tiene sobre la reproducción, cría y comercialización de los agapornis ha hecho que esta enfermedad se propague con mucha facilidad. Esto ha hecho que los aviarios sean un foco muy alto de infección.

¿Cómo evitar la transmisión?

Aunque parece bastante simple, no lo es. Existen diferentes acciones que se deben realizar para poder tener todo bajo control. Y así evitar que una o más aves se contagien de esta enfermedad de las alas y pico.

Una de ellas es comprar aves en sitios de confianza, no porque sea más barata o más cara va a ser una garantía de que están exceptas de esta enfermedad. Es mucho más que eso, se debe ver que el sitio cumpla con las medidas de higiene para garantizar que las aves están sanas. Así como también deben tener los cuidados necesarios.

Se debe evitar al máximo mezclar especies, porque al hacerlo puede que también se estén creando especies vulnerables. Sobre todo, cuando se trata de especies que son susceptibles y especies resistentes. Se debe tener demasiado cuidado al hacerlo.

El otro punto es que se deben comprar alimentos y materiales en almacenes donde no vendan aves o la otra opción es que se desinfecte todo lo que se ha comprado. En caso de que un ave haya adquirido la infección, lo ideal es ponerla en cuarentena para evitar que contagie a otras aves, si es que está en una jaula con otras aves y además, se debe desinfectar toda el área.

  Recuerda que en BBI Laboratorios somos especialistas en sexado de aves por ADN y detección de enfermedades de aves. Además puedes seguirnos en nuestras redes sociales principales (FacebookTwitterInstagram) donde compartimos información relevante sobre nuestra actividad y el mundo de las aves.

Rapaz lector, creador de contenidos y fan de la tinta y pluma. ¡Píame si necesitas ayuda en la caja de comentarios!

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT